Actualidad

13/10/2017

La historia de la forja

La historia de la forja

Se han realizado diversos tratamientos en todo tipo de armas y cuchillería para la forja hasta llegar a los actuales tratamientos electrolíticos Guipúzcoa. Te explicamos cómo surge la forja y sus diferentes tipos.

Podemos hablar del nacimiento de la forja en la región situada entre el Tigris y el Éufrates. Aquí se encontraban los sumerios, los llamados padres fundadores de la metalurgia actual sin los que los tratamientos electrolíticos Guipúzcoa no hubieran sido posibles.

La forja consiste en dar forma al metal aplicando calor y presión para obtener piezas resistentes y tenaces. La forja progresó hasta la Alta Edad Media, antes de esta época poseer metales era un signo de poder y riqueza.

Los antiguos consideraban la forja tan importante que incluso tenían dioses dedicados a ella, por ejemplo, los romanos con el dios Vulcano.

Algunos de los beneficios de la forja son:

1. Aumenta las propiedades del metal.

2. Después del forjado los materiales son mas duros y tenaces.

3. Las producciones son muy rápidas.

4. Con el forjado, el maquinado de acabado se reduce.

Hemos de decir que cualquier metal se puede forjar, pero los más habituales son: cobre, aluminio, titanio y aceros. Con estos materiales se pueden hacer aleaciones para obtener diversas propiedades y aumentar la resistencia del metal con un peso relativamente bajo.

Algunos tipos de proceso de forjado son:

- Dado abierto. Muy útiles para pequeñas cantidades, se obtiene buena resistencia y son simples y baratos.

- Dado cerrado. Este tipo de proceso de forjado aprovecha mejor el material que los dados abiertos. Se obtiene un buen acabado con una alta velocidad de producción

- Dado de impresión. Tiene una alta velocidad de producción a un bajo costo.

Desde Industrias Térmicas Electrolíticas, S.a. agradecemos tu visita. Si quieres saber más sobre los tratamientos electrolíticos que ofrecemos, no olvides consultarnos, contamos con los mejores expertos en el sector.